EL BATIK

Mucho más que un souvenir. Supone arte y tradición, no en vano, la UNESCO, en 2009, lo reconoció como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.  ¿Qué es el batik? ¿Cómo se elabora? Descubrámoslo,  ¡tiene tela, pero que mucha!

A algunos os ha llamado la atención el nombre que he adoptado para el Facebook que acompaña a este blog, MAGDA BATIK, sobre todo el “apellido”. Incluso me habéis preguntado qué significa.

Me aconsejaron no utilizar el patronímico verdadero para mantener un poco la privacidad y diferenciarlo del fb personal. Había que elegir un nombre y fue el primero que se me vino a la cabeza, no en vano es una de las cosas más arraigadas al país y, como consecuencia, souvenir imprescindible.

Aunque, para mi sorpresa, en viajes a países cercanos también lo he encontrado como algo típico de los mismos, y es que los continuos contactos comerciales durante siglos han hecho que las culturas se mezclen sin llegar a veces a conocer el origen real de las cosas.

Pero ¿me vas a decir de una vez qué es el batik?, estaréis pensando. Pues sííí: es la técnica tradicional de estampación de tejidos, realizada todavía artesanalmente en muchos lugares. El procedimiento, el derroche imaginativo y la maestría de los artesanos han llevado a la UNESCO, en el 2009, al reconocimiento del mismo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Durante siglos las piezas de batik fueron uno de los símbolos de riqueza de las familias. Pasaban de generación en generación, o se regalaban por motivos importantes, como el ajuar de boda o los embarazos. Sus dibujos son muy variados, aves, composiciones florales, geometrías… y, a menudo, tienen connotaciones simbólicas, como es el caso de los destinados a los teatros de marionetas, wayangs, de los que ya hablaremos, o de determinados rituales.

IMG_9850

En la actualidad siguen siendo muy del gusto de las gentes, utilizándose sobre todo para ropa tanto masculina como femenina, y tanto para el uso diario como para festividades.

Acudir, por ejemplo, a un acto protocolario con camisa de batik el caballero y falda de batik la señora, a veces incluso con bolso de la misma tela,  es más que correcto. A menudo, además, va la pareja, incluso toda la familia, “haciendo juego”.

IMG_9840 (2)

IMG_9862

En una de mis visitas a Jakarta, aproveché para acercarme al museo textil de la ciudad. Es pequeño pero está muy bien cuidado y presentado, y lo mejor de todo, clase práctica gratuíta, que dura toda la tarde, de cómo se hace el batik. Desafortunadamente, no tenía tiempo de ponerme manos a la obra, pero sí de captar las explicaciones y todo el proceso en los diferentes grupos de trabajo.

Por su laboriosidad merece la pena ser conocido, así que paso a explicároslo:

Consiste en tintar toda la tela, poco a poco, hasta conseguir los dibujos deseados. El tic de la cuestión es ¿cómo conseguirlo sin interferir unos colores con otros?

  1. Se realiza el dibujo deseado sobre la tela. Si éste es complicado, que suele serlo, primero habremos de hacerlo en un papel y luego lo pasaremos a la tela. También se pueden utilizar moldes.

IMG_6943

IMG_6918
En esta imagen se aprecia la parte superior de los moldes, preparadas a modo de plancha.
  1. Se derrite cera de abeja mezclada con parafina (proporción 30:70 aprox.) y se cubre con ella toda la superficie que no deseamos tintar de un color concreto. Es decir, si por ejemplo, quiero empezar tintando todo lo que sea azul, dejo estas zonas al descubierto y cubro con cera todo lo demás. Hay que tener en cuenta que, si queremos un buen resultado final, el perfilado del dibujo ha de realizarse con esmero.
IMG_6935
Cubriendo el dibujo con cera

A veces la cera se cuartea un poco durante el proceso, pasando el color a las zonas contiguas. El resultado no siempre es considerado una tara, más bien al contrario, es una prueba más de que el proceso ha sido artesanal.

IMG_9831
Cojines de batik en los que se ha provocado intencionadamente un cuarteado

Para perfilar y rellenar se utilizan unos instrumentos tan simples como curiosos: palo corto de madera acabado en un pequeño recipiente metálico que una vez lleno de cera, va bajando poco a poco hacia la punta, la cual, para facilitar la tarea, puede tener diversas formas.

IMG_6921

IMG_6934
Curioso hornillo para mantener la cera caliente
  1. Se introduce la tela en el tinte (azul en nuestra explicación). Tinte natural, por supuesto.

IMG_6926

IMG_6927
Ya va apareciendo el dibujo
  1. Se le quita el exceso de líquido entre papeles secantes (un periódico sirve para nuestra práctica), se tiende y se deja secar.

IMG_6931

  1. Se repite el mismo proceso para el segundo color. Cubriendo y descubriendo zonas: en nuestro ejemplo, se cubre ahora de cera lo ya tintado de azul y se elimina, hirviendo la tela y rascando, si fuera necesario, la cera de la nueva zona a tintar.

IMG_6930

  1. Y así sucesivamente con todos los colores, teniendo en cuenta que una misma zona se puede tintar más de una vez, con colorantes distintos, para obtener otras tonalidades.

¡Imaginad la paciencia!  De ahí que los tejidos más antiguos no posean demasiados tonos, entre dos y cuatro generalmente. Porque además, en una pieza que se precie, el dibujo es idéntico por ambas caras, con lo que hay que cubrir y descubrir doblemente. Por ende, una capa de cera no es suficiente, suelen ser necesarias tres o cuatro para una buena impermeabilización.

Éstas son algunas de las piezas expuestas en el museo. Casi todas con una antigüedad de dos o tres siglos. Y  también algunos de los moldes utilizados en su elaboración.

IMG_6932

IMG_6933
Un detalle de la imagen anterior

Por supuesto que, hoy en día, hay talleres que lo hacen industrialmente, estamos en la era moderna. Ello ha permitido la complicación de los dibujos y una mayor riqueza cromática, aunque los motivos tradicionales siguen siendo los más apreciados por la población.

IMG_9848

Derroche de colorido y creatividad

IMG_9849

El precio, como es de suponer, varía considerablemente de una pieza artesanal a una industrial. Y es que la técnica tiene tela, nunca mejor dicho. También variará sustancialmente dependiendo de si es algodón o seda.

El turismo ha provocado que, hoy en día, se utilice el batik en muy diversos elementos: forrado de muñecos, de cajitas, portarretratos, abanicos, bolsos, manteles…

IMG_9828 - copia IMG_9834

Es cierto que, al principio, los dibujos y el colorido te parecen raros, unas veces tristes y otras demasiado llamativos, pero no sé qué ocurre, que al poco, a casi todos nos gusta y acabamos con más de una prenda de batik. Y si no, preguntad a cualquiera que haya vivido por aquí.

IMG_9838
¿Llamativa? Sólo hasta que llevas aquí un par de meses
¿Y qué me decís de este otro modelito? Cambia, ¿verdad? Para que veáis la versatilidad del batik, Imagen de un pase de modelos tomada de http://www.amba-titik.com

Finalizo con  una última imagen que demuestra nuestra empatía.

IMG_8178
Yo creo que no nos sienta mal

 

Anuncios