¿Qué  necesitas tener en cuenta antes de emprender tu viaje a indonesia?

Normalmente, si quieres que cualquier cosa vaya bien, tienes que “empezar por el principio”. Así que, si tienes intención de viajar, lo primero que tienes que hacer es un listado con los trámites esenciales a realizar antes de salir de casa y lo que ineludiblemente has de meter en la maleta, sin olvidar de cambiar el chip, cosa fundamental, fundamentalísima, si vienes a Indonesia.

No voy a hacer una relación porque cualquiera que venga por estas tierras, seguramente ya estará más que versado en temas viajeros. Sin embargo, nunca está de más recordar o recomendar alguna cosilla.

Primero y principal, comprueba que tu pasaporte tenga al menos 6 meses de vigencia por delante. En caso contrario, te encontrarás con la sorpresa de que te manden de vuelta sin haber pasado siquiera la aduana.

Segundo: comprueba en la página web de la embajada indonesia el tema del visado, porque pueden haber cambiado las normas. De todas formas, abro una nueva entrada con el título de Visados, con alguna información actual que puede interesar.

Tercero: Llama o entra en la web del Centro de Vacunas Internacionales para pedir información actualizada. En estos momentos,  los españoles no tienen obligatoriedad de ninguna para entrar en el país, si bien recomiendan algunas, sobre todo si piensas internarte en lo más profundo del territorio. Más vale prevenir que curar. Hazlo con tiempo, porque algunas vacunas son de 2-3 dosis, incluso una de ellas hay que encargarla y te puede tardar entre 15 y 20 días en llegar.

Cuarto: Si, como muchos aventureros, estás pensando en venir de turista y buscar un trabajillo luego para quedarte un tiempo a conocer mundo o hacer surf, ojo, los extranjeros no pueden ser contratados legalmente si no es que sean verdaderamente imprescindibles, y aún así, en principio, no pueden estar más de 5 años seguidos (2 años que se podrían prorrogar  posteriormente 1, 2 ó 3 más). Excepción que de momento yo conozca: los profesores de inglés. Se necesitan como el agua ya que quieren hacer bilingüe a toda la población, claro que te exigen ser de lengua inglesa nativa, no vale con tener el certificado del First ni del Cambrige.

En principio a los que estamos aquí por trabajo, nos inquieta que no quieran extranjeros, pendemos de un hilo, tenso entre los que imponen las reglas y las empresas que necesitan especialistas, pero pensándolo bien, ojalá en España hiciéramos lo mismo. Otro gallo nos cantaría.

En fin, no se trata de entrar en política, es un tema que ni me interesa, ni voy a tratar. Pero a veces te das cuenta de muchas cosas cuando miras desde fuera.

Quinto: No por ser el último punto es el menos importante, más bien diría todo lo contrario. Como al principio apuntaba, venir con el chic cambiado es fundamental. Debemos estar mentalizados a un clima que se deja sentir, a unas ciudades que también se dejan sentir, a una comida que… te deja a menudo sin sentir, a una forma de entender la vida que no es ni con mucho como la entendemos nosotros, a unos hábitos sociales que a veces, a ver cómo los encajo mejor… pero no hay que olvidar que nadie nos ha puesto un cuchillo en el pecho para venir, que si estamos aquí, ya por placer o por trabajo, es porque voluntariamente así lo hemos decidido.

No importa si en algunos momentos te parece atrasado o irracional para con tu forma de vivir o pensar. Poco a poco, ahondando en su historia o en las características geográficas, climatológicas, etc., etc., te darás cuenta de que todo tiene un porqué. Este país nos va a recibir con una gran sonrisa, así que al igual que te gustaría para tu país y para tí mismo,

RESPÉTALO y APRENDE A DISFRUTARLO.

IMG_9157 (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios